ARA PACIS

Ara_Pacis_Rom

El Ara Pacis es del 13-9 a.C. Cuando Augusto regresa de sus campañas en Hispania y Galia, el Senado decide consagrar en el Campo de Marte este Ara o altar de la Paz, donde sacerdotes, magistrados y vírgenes vestales debían realizar un sacrificio anual. Es un altar a modo de pequeño templo de forma rectangular, con el ara en el centro sobre un pedestal escalonado y un recinto murado rodeándolo y dos entradas, una de ellas para los oficiantes y otra para las víctimas.

El programa iconográfico se concentra en el muro exterior y en el ara. Son destacables los frisos externos con procesiones de la familia imperial y de Augusto, los relieves alegóricos que flanquean la puerta principal (Rómulo y Remo y Eneas) además de los zócalos con roleos y acantos y el friso interno con bucráneos (representación de la calavera de un toro que alude al sacrificio del animal a una divinidad) y guirnaldas.

ara-pacis-relieve_jpg_jpg_jpg_jpg

En este fragmento en el que aparece la familia imperial en procesión observamos las principales características plásticas: el realismo es una de ellas; otra está en la variedad compositiva que hace que sean varios personajes pero se juegue con la distinta posición para modificar el ritmo y romper la monotonía. El tercer rasgo lo encontramos en la búsqueda de efectos perspectivos, las figuras de primer plano se representan en alto relieve mientras que las de segundo y tercer plano se realizan en medio y bajo relieve. Poses sosegadas y togas majestuosas, con sus variados pliegues, nos recuerdan a Fidias y sus Panatheneas aunque aquí los retratos harían reconocibles los personajes a sus contemporáneos.

 

Anuncios