EL PARTENÓN

partenon_plantathe_parthenon_in_athens

EL PARTENÓN. 447-432 a.C. Obra de Ictino y Calícrates. Decoración escultórica de Fidias. Acrópolis de Atenas, Grecia.

El Partenón fue erigido entre 447 y 432 a.C. por Ictinos y Calícrates bajo la supervisión de Fidias y dentro del proyecto de restauración de la acrópolis emprendido por Pericles. Estaba consagrado a la diosa Atenea Partenos (Atenea Virgen).

El período clásico representa la culminación y perfeccionamiento de todas las manifestaciones artísticas griegas, tanto a nivel formal como técnico. El siglo V a.C. es el verdadero siglo de oro de la cultura griega. Coincide con el apogeo político, económico y cultural de las “polis” griegas, en especial Atenas. En estos años nace la “democracia” como forma de organización política del Estado.

El Partenón, construido en mármol del Pentélico, es un templo dórico, anfipróstilo, períptero y octástilo. El interior está dividido en tres partes pronaos, naos y opistodomos. En los accesos a la naos y opistodomos hay pórticos de seis columnas. Además, como característica particular, este templo presenta la sala de las Vírgenes, entre la naos y el opistodomos. Este espacio se destinaba a guardar el tesoro y en él las jóvenes vírgenes (parthénoi) atenienses preparaban el peplo de Atenea para las Panateneas. No tenía acceso desde la naos y en su interior se elevaba una estructura formada por cuatro columnas jónicas.

Sobre el estilóbato o parte superior del podio se erigen las columnas dóricas, sin basa y con un fuste poderoso de aristas vivas. Sobre las columnas se levanta el entablamento, formado por arquitrabe sin decoración, y el friso, decorado con metopas y triglifos. Sobre ellos apoya la cubierta a dos aguas que en cada lado menor se cierra con un frontón en cuyo tímpano encontramos decoración escultórica, que narra los mitos más importantes de la diosa Atenea.

Se trata de una construcción armónica y equilibrada. Existe una proporción matemática entre los distintos elementos. Además los arquitectos introdujeron sutiles correcciones ópticas: el estilóbato está ligeramente abombado, las columnas están inclinadas hacia el interior, las de los extremos son más anchas y están más juntas, buscando la armonía visual.

En la obra hay influencias jónicas, como el friso corrido que hay en el interior, que representa la procesión de las Panateneas.

El templo era un símbolo del triunfo de Atenea sobre los Persas y de su preeminencia sobre las demás polis griegas. Las esculturas de Fidias contribuían a este significado. En el friso encontramos representada la procesión en que todos los atenienses le rendían culto.

El Partenón se mantuvo en buen estado de conservación ya que fue iglesia bajo dominio bizantino y luego mezquita. Los turcos lo utilizaron como polvorín y los venecianos lo dañaron en 1687. Entre 1801 y 1803 el embajador inglés en Turquía, Lord Elgin, compró la mayor parte de la escultura que quedaba para llevársela a Londres, donde se conserva actualmente en el Museo Británico.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s