LAS SEÑORITAS DE AVIGNON

avignon

LES DEMOISELLES D’AVIGNO. 1907. PABLO PICASSO. ÓLEO SOBRE LIENZO, 2,44 x 2,33 m. MUSEO DE ARTE MODERNO, NUEVA YORK (EEUU).

Esta obra, en la que se rompen todas las normas tradicionales de la pintura figurativa, puede considerarse el punto de partida del cubismo.

El título hace referencia a una calle de Barcelona, en el barrio Gótico, donde estaba el burdel representado. En el cuadro vemos cinco figuras femeninas desnudas, con un bodegón de frutas a sus pies. Picasso realizó numerosos estudios previos, en el proyecto inicial incluía junto a las mujeres, a un estudiante y a un marinero) hasta llegar a la composición definitiva.

Las dos figuras centrales aparecen de frente y a pesar de su esquematismo, son las más convencionales en la representación. Evocan la antigua escultura íbera e incluso las pinturas egipcias. La figura de la izquierda está pintada de perfil y el rostro se aproxima a una máscara primitiva. La figura de la derecha, de pie, es muy geométrica y su rostro ya no refleja rasgos humanos sino que es una auténtica máscara. En la esquina derecha del cuadro, la quinta figura aparece sentada de espaldas, aunque el pintor coloca el deshumanizado rostro de frente.

El espacio en el que se mueven las figuras se aleja por completo de las normas de la perspectiva clásica. Es un elemento más de la superficie pictórica que se fragmenta en planos geométricos de color al igual que las figuras, en las que el artista se despreocupa también de la representación del volumen.

También aparece aquí uno de los rasgos que caracterizan al cubismo como es el abandono del punto de vista único, sustituido por una simultaneidad de visiones condensadas en una sola imagen, rostros de frente, que incluyen elementos de perfil, una figura de espaldas con el rostro de frente…

En esta obra se aprecia el interés de Picasso por el arte africano al igual que otros artistas de su tiempo que lo veían como un punto de referencia para librarse de los convencionalismos del arte occidental y alcanzar nuevas y distintas formas de expresión. También los “fauves” o Gaugin siguieron las huellas del exotismo y el primitivismo, lo que demuestra la crisis de la cultura europea y la búsqueda de otros caminos por parte de los artistas más innovadores. La obra, aunque era conocida por su círculo de amigos, no se expuso al público por primera vez hasta 1916.

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s