EL ÁNGELUS

Jean-François_Millet_Angelus

EL ÁNGELUS. 1859. JEAN FRANÇOIS MILLET. ÓLEO SOBRE LIENZO. MUSEO D’ORSAY, PARIS.

El Ángelus es una obra de 1859. El contenido cobra un carácter casi poético: una pareja de campesinos deja de trabajar y se pone a rezar ante el toque de ángelus de las campanas de la torre de la iglesia del pueblo que se sitúa al fondo. El hombre se quita
el sombrero mientras la mujer junta sus manos en oración a la par que ambos inclinan la cabeza.
El punto de vista bajo concede monumentalidad a las figuras inmóviles. La calidad técnica es indudable tanto en el dibujo como en el uso del color y la luz. La factura se aprecia rígida y densa. Lo que llama la atención es la penumbra envolvente que une
figuras y paisaje y pone a los personajes en primer término y en negativo frente a la tierra cultivada que ocupa tres cuartos del plano de representación y de la que parecen emerger los personajes. El color monótono hace resaltar las masas sobre los fondos y la luz dorada del cielo. El trabajador santifica su trabajo y, a la vez, se glorifica.
El artista plasma en escenas llenas de sencillez e intimismo, las duras condiciones de vida del campesinado. Sabe dotar a sus figuras de gran dignidad, situándolas en una atmósfera de impregnada de religiosidad y añoranza de la vida sencilla.
Pese a ser un pintor realista, hay quien cuestiona el realismo en su obra por querer dulcificar la vida de los campesinos que se convirtieron en su tema preferido. Quizá en su biografía encontremos la clave de su postura: hijo de agricultores pobres, había trabajado en el campo y será precisamente a los habitantes de su pueblo a los que deba el dedicarse a la pintura porque, comprendiendo sus habilidades naturales, le facilitaron una beca para que estudiara en París. Su obra fue rechazada por la burguesía, que veía en el pintor un peligroso socialista. Poco a poco sus cuadros fueron admitidos por sus valores humanos y pictóricos.
El realismo
El realismo AFIRMA reflejar sólo lo que se experimenta por los sentidos, adecuando arte y realidad social. OBJETIVIDAD, EVIDENCIA,CLARIDAD, COMPROMISO son sus rasgos principales. No estamos, por tanto, ante un cambio de estilo desde el punto de vista formal sino frente a un intento de dar una funcionalidad específica al arte:
diseccionar la vida cotidiana urbana e industrial.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s