EL RAPTO DE LAS HIJAS DE LEUCIPO

Rubens_RaptohijasdeLeucipo

EL RAPTO DE LAS HIJAS DE LEUCIPO. 1618-1620. ÓLEO SOBRE LIENZO, 2,22 x 2 m PINACOTECA ANTIGUA DE MUNICH. RUBENS.

El tema representado es el rapto de las hijas de Leucipo, rey de Tebas, por Cástor y Polux, hijos de Zeus. Castor levanta desde el caballo a Hilaíra, mientras Pólux trata de vencer la resistencia de Febe. Dos amorcillos completan la escena: uno retiene al caballo de Castor por la brida y el otro se aferra al caballo de Pólux.

La composición está dotada de gran dinamismo, al representar el instante dramático del rapto. La composición es abierta y libre: se organiza alrededor de múltiples líneas curvas  y diagonales que podemos encerrar en un círculo exterior. La principal de ellas la marca el brazo extendido de Hilaíra. En torno a este eje compositivo se sitúan las figuras de la obra, que se compensan a uno y otro lado de la diagonal.

El pintor plasma masas amplias y a la vez volátiles con personajes corpulentos, sensuales y de formas redondeadas. Líneas curvas, cortas y rápidas modelan cuerpos vivos y energéticos y favorecen la torsión de las figuras en un movimiento sin freno. La fuerza dramática de la escena queda reforzada porque Rubens elige para su representación un punto de vista muy bajo.

El cromatismo es el cálido característico del pintor: los cuerpos femeninos son de tonalidades transparentes mientras los guerreros adoptan tonos pardos en la piel y oscuros metálicos en las armaduras que resaltan sobre los marrones y grises de los mantos de los caballos. El contraste será un recurso principal en el cuadro: la piel nacarada de las hijas de Leucipo se opone a la musculatura bronceada de sus raptores.

El estilo de Rubens ha evolucionado, desprendiéndose del tenebrismo que se advertía en sus inicios. En esta obra se aprecia la influencia de la pintura veneciana. La luz intensa emana de las propias figuras y los colores son brillantes y luminosos. Las anatomías femeninas reflejan el influjo de Miguel Ángel. La pincelada es suelta y amplia, pero sin perder el amor por el detalle propio de la tradición flamenca (se advierte por ejemplo en el trenzado del cabello).

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s