EL ESCORIAL

Monasterio-de-San-Lorenzo-de-El-Escorial-visto-desde-el-monte-Abantosescorial-entrada-1escorial-maquetaBIBLIOTECA

EL ESCORIAL.1563-1583. JUAN BAUTISTA DE TOLEDO Y JUAN DE HERRERA. MADRID.

Encarga su construcción Felipe II para conmemorar la batalla de San Quintín sobre las tropas francesas, el día de San Lorenzo de 1557. Fue palacio, monasterio, colegio, centro del saber, panteón y templo. Felipe II quería que el edificio fuese un Panteón Real y así dotar de una sepultura digna a su padre, Carlos V. Además, dadas sus inquietudes científicas y didácticas, creó una espléndida biblioteca.

Fue edificado entre 1563 y 1585 por los arquitectos Juan Bautista de Toledo y Juan de Herrera (de donde viene el nombre de estilo Herreriano) con la colaboración de un gran equipo de arquitectos, pintores y escultores provenientes de toda Europa.

La planta es un gran rectángulo formado por una estructura reticular semejante a una parrilla (en referencia al instrumento de martirio de San Lorenzo). Destaca un eje central que arranca de la portada, se prolonga en la biblioteca, el Patio de los Reyes, la Basílica con el Panteón y rodeándola el Palacio Real. A ambos lados de este eje central se encuentran, en el lado sur el Patio de los Evangelistas y el convento, con cuatro patios menores, y en el lado norte el Palacio Administrativo, el Seminario, el Colegio y cuatro patios menores.

En la gran biblioteca que guardaba la biblioteca particular de Felipe II y fondos legados por intelectuales de la época, destaca una valiosa decoración pictórica decorando la bóveda de cañón.

La iglesia es de planta de cruz griega y su fachada está organizada en dos niveles y rematada por un frontón. Destacan en el nivel inferior columnas de orden dórico toscano que sirven de pedestal a las estatuas de los seis reyes de Israel.

Rodeando el presbiterio está el Palacio Real, divido en dos alas para el rey y la reina. En los aposentos reales destaca la habitación de Felipe II, al nivel del altar mayor, desde donde el monarca podía seguir los oficios religiosos desde la cama.

Destaca también el Patio de los Evangelistas. En su centro Herrera levantó un templete octogonal, inspirado en San Pietro in  Montorio, con las esculturas de los cuatro evangelistas.

En el exterior destaca una gran sobriedad, que puede verse en los grandes muros de granito con una sucesión de ventanas sin molduras ni cornisas. Destacan en la construcción seis torres; dos torres campanario situadas a los pies de la iglesia y cuatro torres en los ángulos, terminadas en agujas piramidales.

En el lado oeste destaca la fachada principal. La portada presenta dos pisos con columnas gigantes dóricas abajo y jónicas arriba, rematados por un frontón triangular, adornado con esferas de bronce dorado.

El Escorial es una síntesis plástica de todas las artes. Contrastando con la sobriedad exterior, los muros interiores albergan frescos de los mejores artistas españoles e italianos, como por ejemplo Tiziano.

El Escorial es un ejemplo de la nueva arquitectura de la monarquía, sujeta a los ideales de la Contrarreforma.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s