CÚPULA DE SAN PEDRO DEL VATICANO

cupolacupola2

cupola3

Cúpula de San Pedro del Vaticano. 1547-1564. Miguel Ángel. Roma, Italia.

La figura más importante del Cinquecento es, sin lugar, a dudas Miguel Ángel (1475-1564), arquitecto, pintor y escultor.

Durante el pontificado de Julio II, que duró diez años, se diseñaron grandes proyectos para la ciudad de Roma.

Julio II decidió que se levantara sobre el sepulcro de San Pedro un gran templo que debía representar el poder de la Iglesia católica. En 1505 convocó un concurso para poner en marcha el nuevo proyecto. El Papa se inclinó por las ideas de Bramante, un arquitecto llegado de Milán, que llevaba poco tiempo trabajando en Roma. Bramante diseñó una planta de cruz griega cuyos brazos terminaban en cuatro ábsides. Cinco cúpulas coronaban el edificio y cuatro pórticos, correspondientes a los brazos de la cruz, constituían las fachadas. Sin embargo, su proyecto será modificado por los sucesivos arquitectos que asuman la dirección de las obras, aunque sus ideas tendrán gran influencia sobre ellos.

A la muerte de Bramante, en 1514, Rafael tomará a su cargo la dirección de las obras que avanzarán poco a pesar de que el pintor contará con la ayuda del arquitecto florentino Antonio da Sangallo. Desaparecidos los dos artistas, la obra quedó inacabada hasta que finalmente se hizo cargo de ella Miguel Ángel, que vuelve a la primitiva idea de Bramante de un edificio de planta central al que se propone dotar de una coronación gigantesca. Sin embargo simplifica el esquema de Bramante al diseñar un templo de planta central de cruz griega con un solo acceso, no los cuatro de Bramante, y levanta la cúpula a una altura de 131 m. La cúpula (de 42 m de diámetro) está sostenida por cuatro robustos pilares ochavados y se levanta sobre un tambor circular, con columnas pareadas y ventanas rematadas con frontones rectos y curvilíneos, alternándose, que encima presentan cartelas decoradas con guirnaldas, todos ellos elementos del más puro clasicismo.

Al igual que la cúpula de Santa María dei Fiore, está formada por dos cascarones, el exterior es más apuntado que el interior. Exteriormente los nervios dinamizan visualmente la cúpula. Este tratamiento nos revela la mano de un gran escultor, que en realidad modela los volúmenes arquitectónicos.

La cúpula se convirtió en el elemento más expresivo del edificio. Miguel Ángel murió en 1564 cuando la cúpula estaba solamente en el arranque, pero dejó el modelo detallado que su discípulo Giacomo della Porta se encargo de culminar.

Esta gran cúpula será un modelo imitado en el Barroco y en épocas posteriores. Es símbolo del Universo y de la Cristiandad y de la primacía de Roma en la Iglesia Católica.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s