LA VIRGEN BLANCA

950 4 Virgen blanca-Catedral de Toledo 7.jpg

SIGLO XIV. Autor anónimo, de procedencia francesa. Mármol blanco con policromía en los cabellos y oro en la corona y franja del manto. Mide 1,53 m de altura. Coro de la catedral de Toledo.

La Virgen Blanca de Toledo es un hermoso ejemplo de escultura exenta gótica. La religiosidad gótica es más cercana a lo humano, humaniza a los personajes sagrados.  La madre y el hijo han dejado el trono y la actitud de bendecir. La figura pierde la rigidez del románico para mostrarnos una posición más humana derivada del hecho del restablecimiento de la comunicación amorosa entre los personajes. Es más, el grado de relación entre ambos nos servirá para datar las piezas: más reciente cuanto más próximos y comunicativos estén la madre y el hijo.
El canon de la figura es alargado y los pliegues de los ricos vestidos alcanzan un acusado naturalismo porque juegan con variados ritmos y no caen en vertical sobre los pies. Contribuye a esta búsqueda de realidad la policromía y el volumen. No se huye de la corporeidad y la tridimensionalidad es evidente.

Aunque el tratamiento de los rostros se semeja a un prototipo idealizado, la serenidad y la dulce sonrisa nos acercan al conjunto.

La Virgen madre es aquí la mediación entre los fieles y Dios.

(Añadir comparación más detallada con la virgen románica)

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s